• Type:

Salud mental en el trabajo

Siempre ha sido importante revisar nuestra salud de vez en cuando, pero en esta extraña “nueva normalidad” en la que vivimos, creemos que es fundamental chequear no solo nuestra salud física sino también nuestra salud mental. Este término se refiere al bienestar cognitivo, conductual y emocional. Se trata de cómo la gente piensa, siente y se comporta. La gente a veces lo usa simplemente para referirse a la ausencia de un trastorno mental. Una de las causas fundamentales de los problemas de salud mental es LA EVASIÓN

 Según el diccionario, la evasión es “la acción de evadir algo” (útil, ¿eh?). La psicología lo define como cualquier forma de distracción o entretenimiento y una estrategia para eludir la responsabilidad yla psiquiatría lo ve como la supresión de una idea que viene a continuación en una secuencia de pensamientos y la sustitución de una idea estrechamente relacionada. 

¿Por qué evadimos?

Hay muchas razones por las cuales evadimos, aquí hay un par:

No queremos sentir nuestras emociones. Tenemos el mal hábito de etiquetar todo como bueno o malo. Cuando hacemos esto con nuestras emociones, nos abstenemos de sentir, porque pensamos que estar enojado es malo, por lo tanto, no deberíamos sentirnos enojados. Por supuesto, el solo hecho de decir que no debemos sentirnos enojados no hace que desaparezca el enojo, por lo que estos sentimientos se reprimen y crean un gran lío en el interior hasta que explotamos "de la nada". 

Una segunda razón es el miedo de no ser amados como realmente somos.Se nos ha enseñado que hay una lista de objetivos que debemos cumplir para ser "dignos". Se supone que debemos tener una buena educación, tener una carrera, casarnos, tener hijos, ser exitosos (lo que sea que eso signifique) y muchas otras cosas, pero rara vez se nos enseña a conocernos a nosotros mismos, tal como somos.

¿Ahora qué?

Vamos a llorar a mares porque la sociedad es horrible y no hay esperanza en la humanidad... ¡Es broma! El punto clave es reconocer quién eres, permitirte sentir todas tus emociones y expresarte con libertad.

La terapia es excelente, sí, pero tenemos un ejercicio simple que puede ayudarte a ahorrar algo de dinero:Pregúntate a ti mismo: "en un día, ¿cuántas cosas estás haciendo por agradar a los demás?" Te darás cuenta que ese número tiende a ser alarmantemente alto.

¿Por qué es importante entender esto? Porque vivir una vida para los demás es agotador, y ahora ¿agregamos a eso todas las restricciones por las que nos sometemos nosotros mismos? No es sostenible.

Cuestionarnos a nosotros mismos es una excelente herramienta para entender por qué hacemos lo que hacemos y ayudarnos a ser conscientes de lo que somos y lo que no somos, y actuar de acuerdo a eso. ¡No estamos diciendo que tengas que dejar de hacer cosas por otras personas! Pero al ser consciente de por qué haces las cosas que haces, recuperarás el control de tu vida, siendo responsable de las consecuencias en lugar de ser una víctima de la vida. 

Recuerda que nada es bueno ni malo; se trata de percepción. Todas nuestras emociones son válidas, nos ayudan a superar las diferentes situaciones que vivimos en el día a día, así que date la oportunidad de sentir.

Señales de evasión

Hay muchas formas de evasión, sin embargo, algunas son más comunes que otras:

  • Tiempo excesivo en las redes sociales. Es importante estar al tanto del tiempo que pasamos en las redes sociales y la información que consumimos. 
  • Trabajar todo el dia. Trabajar desde casa es genial y tiene muchas ventajas, sin embargo, puede facilitar la idea de trabajar todo el día. Trabajar 18 horas al día no es saludable y es importante establecer un horario.
  • Estar de mal humor y enojadx. Todos tenemos un mal día de vez en cuando, ¡seguro! Pero si todos los días son malos, es señal de que algo más anda mal. La mejor manera de salir de ese bache es prestar atención y comprender qué es lo que realmente te está molestando.
  • Enfermarse todo el tiempo. Estar constantemente enfermx es también otra consecuencia de la evasión. Escucha a tu cuerpo y haz un esfuerzo por comprender qué es lo que te está enfermando.
  • Estar exhausto. Vivir eternamente cansadx y no hacer nada más que dormir es nuestra mejor manera de evadirnos y generalmente esconde que algo no está bien. 
  • Formas temporales de escape. También conocidas como adicciones, en todas sus formas: no solo a las drogas o al alcohol, también azúcar, café, maratones de series, etc. Todo lo que pueda ayudarnos a escapar de la realidad, aunque sea por un rato. 

Mejorando la salud mental en el trabajo

Creemos firmemente que cuando los empleados y compañeros de trabajo están contentos con sus vidas, les irá mejor en el trabajo y también lo hará toda la organización. Así que aquí hay algunas recomendaciones: 

  • Crea espacios de seguridad psicológica. Es importante tener momentos para que el equipo hable con libertad y aceptación de los demás.
  • Envía mensajes para reforzar comportamientos saludables. No está bien que las personas trabajen 18 horas al día, que no se tomen días libres, que trabajen cuando se sientan enfermas. Todo esto crea un ambiente tóxico que solo conducirá a un mal desempeño con el tiempo. Lidera con el ejemplo y hazle saber a tu equipo que es mejor cuando están descansados y tienen una vida equilibrada.
  • Ten conversaciones con accionables. Crea el tiempo y el espacio para escuchar, dale a tus empleados la confianza para ayudarlos a desahogarse. Sin embargo, es importante terminar la conversación con los siguientes pasos, devolviéndoles la responsabilidad y ayudándolos a encontrar soluciones. 
Post anterior

Resiliencia

Siguiente post

El fracaso puede llevar a la innovación

Scroll to top
es_ESES