Cómo afrontar la vulnerabilidad

y cómo nos conecta de una forma auténtica

Módulos

  • Dilema de cuarentena
  • Luz u obscuridad
  • Sana Insanidad
  • Vulnerabilidad como autenticidad
  • Autoconocimiento & Confianza

Introducción

Queremos empezar nuestro tema mensual de la suscripción digital con un interesante pero controvertido dilema social que todos hemos experimentado durante esta pandemia. ¿Ha resaltado esta situación de cuarentena algunos de los problemas que enfrentamos como sociedad?

Eso lo decidirás tú al final de este reporte.

Nuestro trabajo, nuestras estructuras personales y sociales se han visto afectadas. Hemos sufrido un cambio de 180 grados que nos hace sentir incertidumbre y volatilidad emocional, no tenemos idea de lo que nos depara el futuro cercano. Hemos perdido nuestra seguridad y no hay una guía que explique cómo manejar situaciones como esta.

Esto nos ha hecho sentir ansiosos, deprimidos, melancólicos y enojados. Para muchos de nosotros fue como si estuviéramos en una montaña rusa emocional imparable y lo aceptamos por un tiempo.

Dilema de cuarentena

Durante un par de semanas, la ansiedad global se normalizó como parte de nuestra nueva condición temporal y luego comenzamos a ver publicaciones como esta en nuestros muros de redes sociales.

De repente, no solo necesitábamos ser tan productivos como siempre, sino que ahora que teníamos aparentemente todo el tiempo que antes deseábamos, necesitábamos ser MÁS PRODUCTIVOS. El mundo entero se suscribió a diferentes actividades; rutinas de ejercicio y MBA´s. Comenzaron a desarrollar nuevas habilidades y a leer 4 libros por día.

Entonces, en lugar de reconocer el período difícil que estábamos viviendo y hacer todo lo posible para superarlo, comenzó a sentirse como una competencia general por quién podría ser el individuo más productivo durante un momento muy desafortunado para la humanidad. Esto afectó la salud mental de todos y nos hizo colapsar en nuestras expectativas sociales, haciendo que nuestra realidad en confinamiento sea algo como esto.

En el Failure Institute creemos que esta disonancia actual entre productividad y ansiedad es causada por algunas cosas que como sociedad hemos aceptado erróneamente.

Las narrativas son una forma peculiar de cómo las sociedades generalizan comportamientos y paradigmas, aquí nos enfocaremos en 2 narrativas y las examinaremos aquí, contigo.

Luz u obscuridad

El mundo en el que vivimos se nos presenta en términos de escalas: éxito frente a fracaso, ganar frente a perder, luz frente a oscuridad y negro frente a blanco inclusive aceptamos la historia de la vida versus la muerte. 

Esto convierte a la vida en una lucha incesante, una batalla por la supervivencia en la que siempre necesitas mantenerte en el lado "positivo" de la escala, éxito, ganar, de lo contrario eres un perdedor, la vida te patea el trasero y tu valía disminuye. 

Cada vez que uno se siente deprimido, ansioso, enojado o incluso no totalmente enfocado, esto nos hace sentir aún más miserables, porque el sentimiento positivo de la escala sería estar bien y productivo, por lo que nos presionamos y tratamos de luchar contra el "sentimiento negativo" que lo hace imposible aceptar la sensación a cabalidad y con calma hasta que cambie de forma natural, cuanto más nos preocupamos y enfocamos recursos mentales en querer cambiar la sensación, más difícil será superarla.

Tener algo de perspectiva a menudo ayuda, en el momento que entendemos que la oscuridad / luz son dos lados de un todo, no están uno contra el otro, al contrario, son necesarios para coexistir. Comprender que si no tenemos oscuridad, la luz no existe nos ayuda a aceptar todos los aspectos de la vida, como el fracaso, la pérdida o la muerte. Y de repente deja de ser una lucha, es complementaria y podemos dejar de resistir los impulsos.

Sana Insanidad

Alineado con el paradigma de las escalas, otra cosa que nos afecta cuando tratamos de lidiar con la ansiedad es que los interminables intentos de querer estar siempre bien.

Está bien intentarlo, excepto que la situación actual (y la experiencia humana en sí misma) tiende a ser un poco más caótica que simplemente "bien".

Estamos en tiempos de incertidumbre, tenemos una historia compleja, un sistema que se reforma constantemente, las cosas cambian demasiado rápido, experimentamos pérdidas devastadoras, la brecha entre nuestras esperanzas y nuestras realidades cambia constantemente.

¡Seamos lógicos, apuntar a la cordura, no tiene sentido!

¿Por qué tratamos de mantener las cosas lineales cuando nuestras vidas se sienten como una montaña rusa?

Alain de Botton, filósofo y fundador de School of Life, explora el concepto de Sana Insanidad en su libro An Emotional Education.

No tiene nada que ver con la locura, se trata de lograr una relación madura y consciente con todas nuestras complejidades humanas y emocionales. Se trata de comprender que las cosas no siempre son perfectas o finas, y no crear esta presión y el inquietante deseo de insistir en nuestra propia normalidad. Aceptando con calma (sin perder la autoestima o el entusiasmo) que somos individuos profundamente peculiares y complejos y, lo más importante, que no tenemos que estar bien todo el tiempo.

Esto no reduce mágicamente el dolor o la ansiedad, pero nos ayuda a hacer las paces con ello. Si te detienes a pensar es un poco liberador, soltar esa carga tan pesada. 

Creemos que esto es provocado por una idea errónea en la palabra vulnerabilidad, así que retrocedamos un poco, es más, volvamos a empezar.

¿Qué es la vulnerabilidad?

Así que, retrocedamos un poco y empecemos con la vulnerabilidad y la percepción que tenemos de ella.

¿Qué es lo primero que se te ocurre cuando alguien menciona la palabra vulnerabilidad, ¿quizás sea algo asociado con debilidad o inseguridad? No te preocupes, no es tu culpa, es lo que nos han enseñado y así es cómo funcionan los prejuicios, se asientan en una capa muy profunda de nuestro cerebro y condicionan nuestros comportamientos.

No es nuestra culpa, pero sí nuestra responsabilidad deconstruir cualquier creencia de una manera que se alinee con nuestros valores personales, e inclusive los valores mismos de ser necesario.

Definir los paradigmas mentales correctos es fundamentalmente importante porque eso es lo que impulsa nuestras acciones y hábitos. Nuestro propósito punk en el Failure Institute es ayudar a las personas a liberarse de los paradigmas que limitan sus vidas.

Esa es la intención de esta plataforma, crear un espacio seguro space donde puedas dudar, pensar de nuevo y redefinir los conceptos que has creado en el pasado. Este es el lugar para re-evaluar si continuar viviendo estos conceptos tiene sentido,sin la presión externa de tener que ser alguien en específico. Sin expectativas, solo libertad para elegir.

Vulnerabilidad como autenticidad

Entonces, ¿qué es la vulnerabilidad?

Imagina que el propósito no fuera sobre ganar o perder, tener razón o estar equivocado, ser aceptado o rechazado.

La escena que se recrea en tu mente en este momento es lo que es la vulnerabilidad. Tener la oportunidad de ser quien quieras ser y mostrarte como realmente eres, dejando ir el control de ajustar tu personalidad debido a circunstancias externas. Autenticidad pura.

Entonces, la vulnerabilidad podría ser una versión más débil de ti mismo, pero también podría ser una personalidad más fuerte, más directa; no tiene que estar asociado con debilidad o con sensibilidad y fragilidad.

El poder que nos brinda la vulnerabilidad es la posibilidad de relacionarnos con las personas de manera honesta, sin pretender ser otra persona. Eso crea conexiones más profundas, como explica Brene Brown en su Ted Talk. Te hace participar de manera justa, no desde una posición de ganar o perder, sino en un nivel más humano.

¿Cómo serías en realidad si no existieran los conceptos en la vida de perder o ganar?

Autoconocimiento & Confianza

Una de las preguntas que siempre recibimos es, ¿cómo podemos comenzar a generar vulnerabilidad?

And as we like to say: we don’t have the answer 🙂 But that hasn’t stopped us from asking ourselves those difficult questions. So, if you want to strengthen vulnerability for teams or personal relationships, hold that thought. 

Tendemos a pensar que primero debemos generar confianza, para poder permitirnos ser vulnerables o pedirle a otra persona que sea más honesto, auténtico o vulnerable. Pero esa es la parte interesante:

La vulnerabilidad no viene después de la confianza, tiene que precederla.

La barrera inicial que tenemos es que tratamos de mostrarnos como personas fuertes cuando nos encontramos con un extraño por primera vez, para proyectar inteligencia, sabiduría, porque eso haría que la gente nos considere como una persona confiable.  Pero, pensemos en cómo comenzaron las mejores conexiones y relaciones que tenemos en la vida.

Quizás te estés imaginando cómo tu amigo se cayó de las escaleras cuando estaba borracho en una fiesta u otra escena única que hizo que alguien se convirtiera en un verdadero amigo. La amistad es el resultado de la gratitud y la reciprocidad, cuando otro ser humano te ha ofrecido algo muy valioso, esto se llama intimidad. Ese amargo momento que compartió, ese triste día que pasaste con él, el caerse de las escaleras borracho transformó a extraños en amigos.

Tenemos esta lucha y duda constante, de si las personas nos van a querer o no por lo que somos. El punto clave es dar el primer paso y comprender que nos conectamos con las personas por lo que hacemos, más de lo que somos.

¿Qué pasaría si se nos dijera que el verdadero facilitador de la empatía es la intimidad y que nos conectamos más por el lado extraño, divertido y auténtico?
¿Cambiaría la forma en la que nos acercamos y presentamos a la gente?

Vulnerabilidad en el trabajo

¿Cómo poder ser tan libres y auténticos como pandas en el pasto?

Comencemos con las cosas que probablemente estemos haciendo mal al intentar construir o fomentar la vulnerabilidad en el trabajo.

Patrick Lencioni en su libro Dysfunctions of a team señala algunas características que podrían afectar, o como nos gusta decir, fuckuppear su dinámica de trabajo.

1- Este círculo vicioso comienza con la ausencia de confianza.

No tener espacios donde las personas puedan participar y abrirse puede iniciar este ciclo poco saludable. Cuando los miembros del equipo no están seguros de si pueden aceptar abiertamente errores y debilidades, es realmente difícil que la confianza tenga lugar.

En The Failure Institute, cada vez que damos la bienvenida a un nuevo miembro del equipo, preparamos una sesión para que puedan presentarse. Intentamos crear la atmósfera más cómoda para que puedan presentar todos los aspectos de sí mismos, no solo sus habilidades y capacidades, sino también sus momentos más divertidos, sus errores y sus desafíos actuales. 

Incluso tuvimos un miembro del equipo que hizo una Anti-Introducción, solo mostrando hechos divertidos sobre ella. Todos conectamos con ella de inmediato. Piensa en la agenda diaria de tu equipo. ¿Tienen como equipo alguna oportunidad de conocerse realmente de una manera auténtica?

2. Fallar en construir confianza nos lleva a la segunda disfunción: miedo al conflicto. 

Sin confianza, las personas no van a sentirse cómodas entrando en discusiones o atreverse a proponer nuevas ideas con pasión. Tampoco alzarán la mano cuando vean una luz roja o alarma en algún proyecto. Se adhieren principalmente a comentarios formales y cautelosos.

Nosotros alentamos lo que llamamos las conversaciones difíciles, esto significa la aceptación de que diversos pensamientos siempre traen mejores soluciones. Puede fomentar este aspecto de 2 maneras:

Si eres un líder,en lugar de dirigir tus reuniones con tus propios pensamientos, puedes comenzar a adoptar un estilo de liderazgo más facilitador. Esto significa guiar las conversaciones, trayendo lo mejor de los miembros de tu equipo a la mesa, en lugar de monopolizar la conversación en torno a tus ideas, conceptos y prejuicios.

Si eres miembro del equipo,puedes comenzar y fomentar esto preguntando y sintiendo curiosidad sobre lo que piensan tus colegas sobre cualquier tema clave. Sé una especie de moderador de pensamientos importantes que podrían no ser considerados.

3. Este miedo al conflicto se traduce en falta de compromiso y evitar la responsabilidad. 

Es lógico pensar que cuando las opiniones individuales no son consideradas para un proyecto dentro de la organización, los empleados no aceptan realmente ciertas decisiones (podrían decir que están de acuerdo en las reuniones) pero realmente no se sienten comprometidos con la causa. Esto afecta directamente al ownership del empleado. Las personas en estas circunstancias evitan la responsabilidad y prefieren no hablar, con esto, es más difícil mantener los proyectos en el camino correcto, con el plan de acción correcto y con un liderazgo natural.

4. Cuando no podemos ser mutuamente responsables, aparece la cuarta disfunción, la falta de atención a los resultados.

 Esto sucede cuando los miembros del equipo anteponen sus propias necesidades (ego, carrera personal, reconocimiento) por encima de los objetivos colectivos. Entonces, los empleados comienzan a perder el enfoque en cosas importantes que pueden ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos, y comienzan a enfocarse en cosas personales que no pueden ser las mejores para la organización o el equipo.

Esta pirámide poco saludable nos ayuda a darnos cuenta de lo fácil que es perder la atención, el compromiso y la pasión de los empleados sobre lo que están haciendo. Pero también lo fácil que es establecer la atmósfera adecuada donde la confianza pueda crecer.

Vulnerabilidad y Liderazgo

Hay algunas cosas que podemos hacer en el otro lado para mejorar nuestro estilo de liderazgo y facilitar espacios donde las personas se sientan libres de ser vulnerables:

  • Las historias e intimidad inician las verdaderas conxiones.
  • La vulnerabilidad nos ayuda a tomar decisiones morales.
  • Sé curioso sobre tu equipo.
  • Fomenta la amabilidad.
  • Busca la excelencia, no la perfección.

En primer lugar, debemos recordar la importancia de dar los primeros pasos cuando intentamos construir intimidad.

Otro beneficio oculto de ser vulnerable es que nos ayuda a tomar las decisiones morales correctas. Cuando comienzas con empatía en cualquier elección que tengas que hacer, consideraras por defecto a la contraparte y eso te llevará a encontrar una solución que implique que todos ganen.  Aquí la frase"el fin justifica los medios" es imposible de concebir porque cuando realmente piensas y mides las consecuencias de tus acciones por cómo pueden afectar a otros, piensas dos veces cada acción.

Nos gusta decir que el privilegio se puede usar de manera justa, pero también creemos en las mentes radicales que impulsan los cambios sin la necesidad de una posición jerárquica. Entonces, ya sea que seas un líder o no, necesitamos más locos que cambien las narrativas y los comportamientos personales.

Mostrar interés por las opiniones, pasiones de las personas y, lo que es más importante, escucharlas con total atención puede garantizarte conectar con cualquier persona.

Necesitamos comenzar a fomentar la amabilidad. El sistema corporativo tiende a asociar la amabilidad con la ingenuidad, lo tonto o no lo suficientemente valiente. Cuando ser amable es lo más poderoso que podemos dar a otras personas. Necesitamos re-significar lo que realmente es ser amable y darle la importancia que merece.

Por último, pero no menos importante, cuando gestionamos un equipo, es fundamental elegir las palabras y los mensajes correctos que queremos destacar. En este sentido, debemos ser cuidadosos cuando apuntamos a la perfección. Todo en este mundo apunta a ser perfecto. Pero como dijimos anteriormente, no existen proyectos, personas o empresas perfectos.

En el Failure Institute elegimos buscar la excelencia con una mentalidad de crecimiento, tratando de ser un 1% mejores cada día, sin compararnos con nadie más que con nosotros mismos. Nos gusta mejorar en nuestro propio tiempo, con nuestros propios recursos, pero siempre tratando de seguir creciendo.

Ten cuidado con lo que le pides a tu equipo. Ser mejor en lugar de ser perfecto.

Construir relaciones empáticas

Al final, la vulnerabilidad ayuda a alcanzar una comprensión más empática de las cosas. Y esto nos ayuda a ser un ser humano más consciente.Queremos que te vayas con este pensamiento final y que hagas tus propias conclusiones sobre este tema.

1. Situaciones similares. diferentes realidades.

No debemos olvidar en estos tiempos de crisis (y en cualquier otro momento, en realidad) que, aunque enfrentamos situaciones similares, trabajamos en la misma compañía, vemos la misma serie de Netflix, nuestras realidades, antecedentes y contexto nunca serán los mismos entre colegas.

Y si queremos construir empatía y construir mejores relaciones, necesitamos deshacernos de nuestras suposiciones. No adivine, pregunte e intente comprender cada situación con cuidado. Cuando deja que sus prejuicios se lleven la conversación, la negociación o el mensaje, puede perder la conexión con su interlocutor. 

2. Sé la persona que quieres ser.

El primer paso para construir relaciones vulnerables y empáticas es atreverse y tener la voluntad de conocerse profundamente. Hacerte las preguntas difíciles es el comienzo de una relación personal honesta. Una vez que finalmente hayas aceptado tus verdades y fallas internas, puedes comenzar conversaciones y participar de una manera más profunda con las personas.

3. Actúa desde un lugar de amor

Imagina que la gente está haciendo lo mejor que puede y actúa como si fuera una regla. Esta mentalidad te ayudará a ser amable con los demás. Apoye a colegas, amigos y extraños, ese es el primer paso y el único secreto. 

Dar el primer paso es la forma de crear conexiones vulnerables.

¿Disfrutaste este contenido?

Aprende más sobre Vulnerabilidad
Scroll to top
es_ESES